Saltar al contenido

Replanteo topográfico; qué es y cómo se realiza

30 junio, 2021

El replanteo o replanteo topográfico es una de las operaciones más comunes y repetidas dentro del mundo de la Topografía. Es posible que no exista un topógrafo o ayudante de topógrafo en el mundo que no haya realizado un replanteo en algún momento de su carrera profesional, e incluso dentro de sus primeros días como profesional.

A lo largo de este artículo os vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre el replanteo topográfico, explicando qué es, como se realiza y por supuesto el precio que puede llegar a tener la realización de uno.

¿Qué es un replanteo?

Un replanteo topográfico es la operación con la que se marcan sobre el terreno, toda la información que podemos encontrarnos sobre un plano. Por ejemplo en una obra o proyecto, es el proceso mediante el cual se marcan en el terreno puntos o lindes importantes y van a ser básicos para el desarrollo del mismo.

Se podría decir además que un replanteo es la operación inversa al levantamiento topográfico, donde los datos recogidos sobre el terreno se trasladan a un plano. Entre los datos que se representan en el terreno en un replanteo topográfico nos encontramos con lindes catastrales, deslindes, segregaciones, puntos de interés o importantes, los movimientos de tierras o el anclaje inicial.

A la hora de realizar un replanteo topográfico, se deben de tener en cuenta y muy presentes los siguientes aspectos;

  • La escala que se haya utilizado en el plano. Este aspecto es fundamental ya que será imprescindible para poder trasladar los datos del plano a la realidad.
  • La calidad del plano. Con un plano en alta calidad todo será más sencillo. Hacer un replanteo con un plano antiguo y sin demasiada información puede terminar siendo una misión imposible.
  • Medios de los que se dispone.
  • Características topográficas del terreno. No es lo mismo realizar un replanteo en una zona plana que hacerlo en una donde las caracteristicas topográficas son complicadas.

Además debemos de tener en cuenta que para cualquier proyecto de este tipo deberemos de utilizar las siguientes herramientas;

  • Instrumentos de medida de desniveles como los niveles topográficos o los niveles láser.
  • Instrumentos de medida angular como son los taquímetros o tedolitos.
  • Instrumentos de medida lineal, por ejemplo el distanciómetro.
  • Instrumentos de medida conjunta como son la estación total o la estación semitotal.
  • Instrumentos especiales y que no siempre serán necesarios como el GPS, la plomada óptica o el perfilómetro.

La importancia de la precisión en un replanteo

A la hora de realizar un replanteo, sin importar donde se lleva a cabo este, estamos ante una operación de precisión. Y es que por lo general cuando es necesario realizar un replanteo es que porque el proyecto tiene unas ciertas necesidades muy concretas, para las cuales la exactitud y precisión son más que necesarias. Trasladar información de un plano al terreno, no se puede realizar sin cuidado, pero sobre todo sin una precisión requerida.

Por supuesto, a la hora de realizar un replanteo topográfico, es necesario un topógrafo con los instrumentos topográficos adecuados para conseguir la precisión adecuada. Por lo general se suelen realizar con una o varias estaciones total, que nos ofrecen una enorme precisión.

Un replanteo nos da la posibilidad de saber, de forma rápida y precisa, si es posible trasladar los datos de un plano al terreno. Es muy usado en terrenos urbanos, para conocer la viabilidad de determinados proyectos, y además suele ser imprescindible a la hora de solicita la licencia de obra, en forma de acta de replanteo. Este documento debe de estar firmado por el topógrafo que lo realiza, pero además por el arquitecto de la obra en cuestión.

Tipos y métodos de replanteo

A continuación os mostramos los principales tipos de replanteo que existen;

  • Replanteo de límites o lindes. Este es uno de los tipos de replanteo más usados ya que nos permite conocer los límites de una propiedad, resolver disputas vecinales y oficializar documentos referentes a límites de propiedades ante un notario, el registro de la propiedad o el catastro.
  • Replanteo de precisión sobre edificaciones. A la hora de comenzar la obra para una edificación, siempre deberemos de realizar un replanteo ya que el Ayuntamiento nos solicitará el acta de replanteo para poder otorgarnos la licencia de obra. Con este tipo de replanteo solucionaremos problemas de ubicación en el solar, comprobaremos distancias entre edificios, problemas con la normativa de alineaciones y en general servirá para poder iniciar una construcción de edificios, naves o cualquier otro tipo de construcción de la forma correcta y con todas las medidas correctamente realizadas.
  • Replanteo sobre obras lineales. Estos replanteos topográficos se dan en obras de carreteras, en obras ferroviarias, líneas eléctricas o en general cualquier cosa que forme una línea recta para lo cual se necesita delimitar de forma exacta el terreno. Por lo general el replanteo se debe de llevar a cabo ya que se debe de presentar ante la administración correspondiente, que será la encargada de comprobar el acta de replanteo y autorizar el comienzo de la obra.

Además también existen varios métodos de replanteo, aunque en la actualidad los más importantes y sobre todo lo más utilizados son tres;

  • Replanteo por intersección
  • Replanteo por abscisas y ordenadas
  • Replanteo por coordenadas polares

Cómo hacer un replanteo

Cómo hacer un replanteo

A la hora de hacer un replanteo, se siguen tres fases que vamos a tratar de detallar a continuación;

  1. Cualquier replanteo comienza con la fase de recopilación de información de la que disponemos y la comprobación de los datos. Esta fase es fundamental ya que de no tener la suficiente información o disponer de algún dato incorrecto, el replanteo topográfico se puede ir al traste, sin apenas a ver comenzado.
  2. Una vez tenemos toda la información y los datos, comienza la fase de encaje del proyecto, donde deberemos de obtener las coordenadas de los puntos que vamos a replantear. Esta fase se hace sobre el terreno y es imprescindible contar con los servicios de un topógrafo.
  3. La última fase de cualquier replanteo es la de llevar todos los datos y mediciones realizadas al terreno, para realizar el replanteo en sí.

Si necesitas tener más información sobre como hacer un replanteo, puedes consultar un interesante manual para replanteos.

Precio de un replanteo topográfico

El precio de un replanteo topográfico es algo que es complicado de saber con antelación, ya que dependerá en gran medida de la envergadura del proyecto. No es lo mismo realizar un replanteo de un terreno de muchos kilómetros cuadrados que de un puñado de metros cuadrados. Además también dependerá en gran medida de la precisión que se necesite o de los instrumentos que se utilicen.

Para que te puedas hacer una idea, buscando por internet presupuestos de replanteo los hemos encontrado desde los 600 euros, y hasta llegar a los más de 2000 euros, teniendo en cuenta que eran para un plano idéntico en ambos casos.

Lo mejor que puedes hacer si quieres conocer el precio de un replanteo topográfico es pedir presupuestos a varias empresas para el proyecto que deseas llevar a cabo y es coger no solo la que mejor precio te ofrezca, sino la que mayor confianza te ofrezca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies