¿Qué es la topografía judicial?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Topografía judicial

La topografía, tal y como la conocemos, tiene una enorme cantidad de ramificaciones, algunas inimaginables, que hacen que la vuelven vital y de tremenda importancia en muchos ámbitos de la vida. Uno de ellos es dentro del mundo judicial, donde la conocida como topografía judicial tiene un gran protagonismo.

Y es cada vez son más los juicios que se resuelven gracias a esta topografía judicial, aportando información y pruebas decisivas, facilitando en gran medida el trabajo del juez de turno a la hora de tomar decisión en favor de una u otra de las partes enfrentadas.

¿Qué es la topografía judicial?

Imagen de un asesinato

La topografía judicial es una especialidad de la topografía, que en los últimos tiempos está adquiriendo, como ya comentábamos anteriormente, un gran protagonismo gracias a la ayuda que prestan los llamados topógrafos judiciales.

Actualmente la topografía judicial y por tanto la presencia de un topógrafo judicial se requiere sobre todo en accidentes de tráfico, donde es necesario medir distancias de frenada por ejemplo o en litigios inmobiliarios, donde tiene mucho sentido la presencia de un topógrafo. Además y para sorprenderos a todos, debéis de saber que en muchos juicios de asesinato se requiere la presencia de un topógrafo judicial para analizar entre otras cosas la trayectoria de una bala disparada con una pistola o la velocidad de esta.

El trabajo de un topógrafo judicial

Por definición podríamos decir que un topógrafo judicial es uno de los principales encargados de inspeccionar y representar, de la forma más realista posible, el lugar de los hechos de un crimen, un accidente o un litigio entre dos partes.

Uno de los trabajos fundamentales que llevan a cabo es el de realizar planos en el que se reflejen todas las evidencias encontradas, por ejemplo, en una escena de un crimen. También es de gran relevancia el mapa que un topógrafo judicial pueda realizar de un accidente de tráfico, y en el que, gracias a la planimetría, establecerá distancias, ubicación de objetos y personas, simulando además áreas, recorridos en determinado tiempo, y también direcciones gracias a los ángulos. Por último gracias a la altimetría cualquier topográfico judicial representa el escenario de un crimen sobre un plano, teniendo en cuenta las diferencias de nivel o de altura, algo que puede resultar clave para entender determinadas situaciones.

Salvando las distancias, un topógrafo judicial es lo más parecido al encargado de recoger pruebas, determinar posiciones y conseguir evidencias, en series como CSI, para luego aportarlas en casos judiciales. Eso sí, que nadie espere a ver algún personaje famoso de televisión ejerciendo su trabajo como en las series televisivas, porque a buen seguro encontrará pocas coincidencias. La televisión, por suerte, es televisión y a su vez, ficción.

Donde se utiliza la topografía judicial

Actualmente la topografía judicial actúa sobre todo en tres tipos de casos, para aportar información y pruebas. A continuación vamos a repasarlos;

Litigios inmobiliarios sobre una propiedad inmobiliaria

Litigios inmobiliarios

Esta es posiblemente la actuación más común en la que se necesitan los conocimientos de un topógrafo judicial. No son pocos los litigios que a diario se dan sobre una propiedad inmobiliaria, en cualquier país del mundo.

En estos casos la topografía judicial realiza un estudio objetivo en el que se muestre la realidad de esa propiedad. La superficie real, las delimitaciones o la localización exacta y precisa son algunos de los parámetros que se incluyen en el estudio y que permiten después al juez tomar una decisión lo más coherente y justa posible.

Accidentes de tráfico

Accidente de tráfico

En los accidentes de tráfico el trabajo de un topógrafo judicial puede ser fundamental, entre otras cosas para medir las marcas de frenado, identificar características geométricas del terreno donde se ha producido el accidente o analizar las alineaciones del vehículo en el momento de producirse el accidente.

Si pones un poco de atención cuando veas un accidente de tráfico, es más que probable que veas un topógrafo judicial (se les suele distinguir por llevar algún distintivito, sobre todo si no pertenecen a ningún cuerpo de seguridad del estado) sobre el terreno, examinando todo tipo de pruebas, realizando cálculos y anotando todo lo que pueda ver.

Asesinatos con armas de fuego

Por último otro de los casos más comunes en los que suele intervenir un topógrafo judicial, es el de un asesinato con arma de fuego. Y es que el topógrafo será el encargado de estudiar la trayectoria de una bala para lo que deberá de aplicar sus conocimientos en el cálculo de ángulos y superficies.

En cualquier de los tres casos, el topógrafo judicial deberá de reflejar toda la información sobre un informe que presentará al juez, y que deberá de ser lo más profesional y exhaustivo que pueda, aunque sin olvidar que dicho informe lo leerán personas, alejadas del mundo de la topografía, y que por tanto pueden encontrarse con términos que no le resulten para nada familiares.

Uno de los trabajos más complicados con los que se puede encontrar un topógrafo judicial, es el de conseguir hacer llegar la información a todo el mundo, sin tener en cuenta si tienen o no algún conocimiento, no ya únicamente de topografía, sino simplemente, y por ejemplo, matemático.

¿Conocías el trabajo que llevaban a cabo los topógafos judiciales y lo importantes que eran en determinados casos de lo más cotidiano?, cuéntanos tu opinión en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *